¿Que es la agricultura de precisión?

¿Que es la agricultura de precisión?

La agricultura de precisión (AP) es un concepto agronómico de gestión de parcelas agrícolas, basado en la existencia de una importante variabilidad espacial y temporal a nivel de campo. Su objetivo es optimizar el uso de los recursos y los insumos, aumentar la productividad y la calidad de los cultivos, y reducir el impacto ambiental de la actividad agrícola.

La AP requiere del uso de varias herramientas tecnológicas, entre las que se destacan los sistemas de posicionamiento global (GPS), los sensores remotos, las imágenes aéreas y/o satelitales, los sistemas de información geográfica (SIG), y los drones o vehículos aéreos no tripulados (UAV).

Los drones son dispositivos voladores que pueden ser controlados a distancia o programados para realizar misiones específicas. Los drones pueden equiparse con cámaras, sensores, pulverizadores, sembradoras, o cualquier otro instrumento que sea útil para la agricultura. Los drones ofrecen varias ventajas sobre los métodos tradicionales de monitoreo y manejo de cultivos, tales como:

  • Mayor rapidez y precisión en la obtención de datos e imágenes.
  • Mayor cobertura y resolución espacial y temporal.
  • Menor costo y riesgo operacional.
  • Mayor flexibilidad y adaptabilidad a las condiciones del terreno y del clima.

Los drones pueden utilizarse para diversas aplicaciones en la AP, como por ejemplo:

  • Mapeo del terreno y del suelo: Los drones pueden obtener imágenes georreferenciadas del terreno y del suelo, que permiten identificar las características físicas, químicas y biológicas del mismo. Estos datos pueden ser procesados con SIG para generar mapas de variables como la topografía, la textura, la humedad, la salinidad, el pH, el contenido de materia orgánica, o la fertilidad del suelo.
  • Mapeo del estado de los cultivos: Los drones pueden obtener imágenes multiespectrales o hiperespectrales de los cultivos, que permiten medir el estado fisiológico y sanitario de las plantas. Estos datos pueden ser procesados con algoritmos específicos para generar índices de vegetación, como el NDVI (Normalized Difference Vegetation Index), que reflejan el grado de actividad fotosintética, el estrés hídrico, el estado nutricional, o la presencia de plagas y enfermedades.
  • Aplicación de insumos: Los drones pueden aplicar insumos como semillas, fertilizantes, herbicidas, fungicidas, o insecticidas de forma precisa y eficiente. Los drones pueden ajustar la dosis y el momento de aplicación según las necesidades específicas de cada zona o planta dentro del campo. Esto permite ahorrar recursos, mejorar el rendimiento y la calidad de los cultivos, y minimizar el impacto ambiental.

La AP y el uso de drones tienen un gran potencial para beneficiar al agro chileno, especialmente en un contexto de cambio climático, escasez hídrica, aumento de la demanda alimentaria, y mayor competencia en los mercados internacionales. Algunos beneficios esperados son:

  • Mejorar la eficiencia en el uso del agua: La AP y los drones permiten monitorear el estado hídrico de los cultivos y aplicar riego según las necesidades reales. Esto puede reducir el consumo de agua hasta en un 50%, lo que es clave para enfrentar las sequías que afectan al país.
  • Mejorar la calidad y la inocuidad de los productos: La AP y los drones permiten controlar el estado sanitario de los cultivos y aplicar tratamientos fitosanitarios según las normas vigentes. Esto puede mejorar la calidad e inocuidad de los productos agrícolas, lo que es fundamental para acceder a mercados más exigentes.
  • Mejorar la rentabilidad y la competitividad: La AP y los drones permiten optimizar el uso de los recursos e insumos, aumentar la productividad y la calidad de los cultivos, reducir los costos operacionales y ambientales, y facilitar la toma de decisiones basada en información precisa. Esto puede mejorar la rentabilidad y la competitividad de los agricultores chilenos.

En conclusión, la agricultura de precisión y el uso de drones son herramientas tecnológicas que pueden aportar soluciones innovadoras y sustentables para el desarrollo del agro chileno. Sin embargo, para aprovechar al máximo su potencial, se requiere de una mayor difusión, capacitación, investigación, y apoyo institucional que facilite su adopción y adaptación a las condiciones locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio
×